martes, 14 de febrero de 2017

Homenaje a Villa Constitución

Hoy es 14 de febrero y Villa Constitución celebra 159 años de su fecha fundacional. Como es tradicional Diario EL SUR presentó un suplemento especial dedicado a este aniversario, armado por mi compañera Soledad Zabala en base a la colaboración del profesor José Hugo Goicoechea.
Sumándome a la celebración y haciendo alarde de este trabajo de buceador de archivos, busqué los dos primeros suplementos que me tocó armar en mi primera etapa de Diario EL SUR, por entonces llamado Del Sur.
En 1998 tomé un cuadernillo de Santiago Lischetti con diversas historias de la ciudad y con el construí el primer suplemento. Allí además de la biografía del autor agregué un poema de Guildo Corres dedicado a Lischetti. Sin saberlo era un anticipo del siguiente trabajo.
En 1999 utilicé para el suplemento el libro de Guildo Corres "De mi pueblo y su gente", obra donde con prosa chispeante y pícara relata acontecimientos cotidianos protagonizados por personajes de Villa Constitución. Obra que prometo subir a este blog en su totalidad en algún momento no muy lejano.
Aquí comparto la introducción a ambos trabajos y las primeras páginas, a modo de recuerdo, en especial de Guildo y de Santiago, cuyas historias están también reflejadas en otras entradas de este blog, que espero hayan podido leer.

1998

Homenaje a la ciudad
El trabajo especial que compone esta edición de Diario del Sur fue elaborado por el historiador local Santiago Lischetti e integra de un cuadernillo titulado «Esquinas Villenses con historia- Notas históricas diversas», que el escritor presentara el año pasado en la VII Feria Regional del Libro.

En esta oportunidad -con anuencia del autor y de quien realizó el trabajo de impresión, Hugo Ghiselli-, Diario del Sur les acerca a sus lectores parte de este trabajo, el que está referido exclusivamente a la historia de nuestra ciudad. Desde ya nuestro agradecimiento a don Santiago y a Hugo Ghiselli por permitimos difundir este valioso material en homenaje a los 140 años de vida de Villa Constitución.

Breve biografía del Autor
Santiago Lischetti nació el 3 de setiembre de 1911 en Villa Constitución. Luego de graduarse en la Escuela Normal en 1.929, ejerció la docencia hasta jubilarse como director en 1957. En 1945 fueron editadas dos obras pedagógicas de su autoría: «Cincuenta temas de lenguaje de 2a grado, en versos, para la fijación de los conocimientos» y «Versos para mis niños».
Asimismo escribió cuatro libros: «Reseñas históricas de Villa Constitución en su Centenario», «Historia de Villa Constitución 1857 -1980», «Historia de Empalme V. Constitución 1890 -1982» y «Radiografía de Villa Constitución en Tres Placas». Por otra parte publicó más de treinta folletos de diversa temática completando su bibliografía con cuatro libros de poemas «Vibraciones* (1958), «Pétalos dispersos» 1975, «Manantial» 1992 y «Sonetos» 1996 y con otros cinco acerca de «Villa Constitución anecdótica y pintoresca». Actualmente se encuentra preparando un nuevo trabajo, complementario del que aquí se publica, con la reseña histórica de otras esquinas importantes de la ciudad, el que se presentará en el transcurso del presente año.
Entre otros muchos reconocimientos obtenidos a lo largo de su prolífica labor, en 1958 en Rosario, un jurado compuesto por importantes personalidades premió el «Himno a Villa Constitución» con letra de su autoría y música del maestro Mateo Papávero, en concurso patrocinado por la Subcomisión de Cultura del Centenario.
En tanto, el 6 de febrero de 1959 fundó y luego organizó; el Museo Histórico y Regional que dirigió hasta 1988, obra a la que, por ordenanza municipal del 11 de marzo de 1988, se le impuso su nombre.
El 29 de mayo de 1982 fue incorporado como miembro de número a la sociedad de Historia de Rosario.
En junio de 1983 obtuvo el Segundo Premio de Poesía en el certamen sobre Poesía, Cuento y Narrativa para autores locales patrocinado por la Dirección Municipal de Cultura y, en diciembre de 1985, el Primer Premio en Cuento, en certamen de igual naturaleza y patrocinio que el anterior y con jurados constituidos por destacadas figuras del quehacer literario de las ciudades de Rosario, Santa fe y Corrientes.

Homenaje
Este es el hombre que cantó a mi pueblo con la
magia del verso y la palabra,
el que vistió a la novia de su barrio
con poemas de rosas y destellos.
El que robó a la noche el terciopelo
 discreto de su lírico ropaje
para adornar con un cendal de amores
sus plazas y sus calles,
Este es el hombre que historió a mi pueblo,
que lo envolvió en su lira
y se adentró en los hitos del pasado;
el buceador de notas escondidas,
el tenaz y seguro batelero
que recorrió los numerosos meandros
y pulsó los ancestros liminares
de nuestro alumbramiento.
Nunca habrán de olvidarte
los que vendrán mañana.
Los furtivos y azules hontanares
 esplegarán su manantial de ausencias
para recordarte.
Santiago Lischetti:
corazón de Lirio y alma de labriego.
¡Tú eres él hombre que cantó a mi pueblo!

Guildo B. Corres

(1916 -1993)


1999

De mi pueblo y su gente
En octubre de 1990 la por entonces Secretaría de Comunicación Social de la municipalidad, a través de su Dirección de Cultura, publicaba una recopilación de cuentos y relatos del escritor local Guildo Corres (1916-. 1993) reunidos bajo el título «De mi pueblo , y de su gente». Un año más tarde este ejemplar era presentado por el mismo autor en la  «Primera Feria Regional del Libro», realizada en aquel momento en las instalaciones del Banco Provincial de Santa Fe.
Hoy cuando transcurrieron poco más de cinco años de la muerte de Guildo y estamos en vísperas de un nuevo aniversario de nuestra ciudad. Diario del Sur, quiere rescatar de su injusto olvido algunos de los textos que integran esa antología. En parte como merecido . homenaje al autor, pero a la vez porque a través de las historias cotidianas, sencillas, tragicómicas o curiosas que relatan nos permiten vislumbrar los aspectos socio económicos de un pueblo o de una ciudad -depende de la época- marcados por características propias.
A través de sus relatos Guildo nos acerca a personajes y situaciones que parecen extraídos de los sainetes de tas primeras décadas del siglo pero que en realidad formaron parte de la fluctuante historia de Villa Constitución. Sus muchas desventuras y pequeñas alegrías amalgamaron parte del camino que recorrió nuestra comunidad, ellas permiten acercarnos a un pasado, no tan lejano, y reconocernos en esa picaresca forma de interpretar la vida tan típica de nuestro pueblo.
Ariel Gómez

Sobre el autor
Guildo Corres nació en nuestra ciudad el 24 de octubre de 1916 y falleció el 18 de octubre de 1993. El 16 de octubre de 1998 (Diario del Sur N° 214) lo recordábamos reproduciendo en la página dedicada al «Personaje de la semana» un reportaje hasta entonces inédito realizado poco antes de su muerte. En la introducción a esa nota señalábamos: «Periodista, poeta, bohemio, Guildo recuperó en sus escritos y en sus charlas (volcadas en radio y televisión) buena parte de la historia suburbial de Villa Constitución, el Barrio Chino, malevos y prostitutas, anarquistas, obreros y estibadores, y toda una serie de seres que padecen la miseria cotidiana se dieron cita en sus textos. Autor de «Mi Pueblo y de su Gente», «Poemas de la ciudad», «Los que se fueron», «La Brocha y la Tea» (Historia de la FORA en Villa Constitución) y su último libro de poemas «Del ayer villero, paisajes y personajes», conforman parte de su producción literaria».
Fuera del ámbito literario Guildo Corres  fue en primer término docente, egresado como de la Escuela Normal; obrero metalúrgico y además concejal en el período 73-76.


A MANERA DE PROLOGO

Los pueblos y ciudades, tal como ocurre con los países y regiones sienten el íntimo anhelo de recopilar su historia.

Mas, esa palabra, historia, encierra dentro de su simpleza etimológica múltiples aspectos relacionados con el devenir de la existencia en cada comunidad. Y no es nuestro propósito entrar en las connotaciones típicamente literarias que hacen a los sucesos ocurridos. La secuencia cronológica es la fachada oficial (digámoslo así), basada en obras oficiales, descubrimientos, inauguraciones, fundaciones y todo otro suceso que tenga directamente relación con aspectos fundacionales, etnográficos o urbanísticos.
Nuestro propósito es otro. No vamos a referenciar a la ciudad. Vamos a evocar a los hombres y mujeres que la hicieron, los que lucharon en ella y por ella, los que transitaron por las calles de tierra del pueblo viejo y que en estos tiempos son apenas una cruz olvidada o una lápida de desvaida inscripción en un rincón de nuestro cementerio.
Para ellos son dedicadas estas narraciones y por eso estos apuntes tienen como meta principal la presentación de esas figuras del ayer que coadyudaron a su crecimiento con todas sus vivencias y sus particulares rasgos, con toda simpleza y con total realismo.
Quien esto escribe los conoció casi a todos. Los he rescatado del pasado, trayéndolos de nuevo a la vida bajo el mágico influjo de la palabra escrita, para rescatarlos del tiempo que inexorablemente los va sepultando en cendales de olvido.
Cada una de las figuras que aparecen en estas páginas le dio al Villa Constitución de ayer la simpatía de su vigencia y la gracia de su personalidad. Llegan a horcajadas de la anécdota pintoresca, algunas con perfiles familiares o dibujados (¿por qué no?), en la gracia de sus modalidades personales, en su pintoresquismo al hablar, en sus insultos y en sus palabrotas, o en las líneas sensacionalistas de la crónica policial, en el chismorreo de algunos de aquellos pintorescos conventillos ya difuntos o entreverados en la pasión de un gran cariño, de un amor que fue la comidilla de aquellos tiempos. O transitaron por el mundo del arte popular donde asomaron algunos locos que después fueron famosos, alternando con la gran mayoría de la cual solamente quedó la sombra de su bohemia. Antes de cerrar estas palabras de presentación dejamos presente nuestra imperecedera gratitud a las autoridades locales y muy especialmente a su Director de Cultura, señor De Pego, por su decidida colaboración para hacer llegar al gran público estas sentidas viñetas plasmadas por el sentimiento popular.
Y ahora, ¡arriba el telón!. Que hablen los personajes.
Guildo Corres  5-9-90

No hay comentarios:

Publicar un comentario